Bueno, se que no voy a descubrir la pólvora escribiendo esto pero es una herramienta que uso a menudo y quiero compartirla.

En nuestros trabajos continuamente tenemos que tomar decisiones, en que invertir, que proyectos desarrollar, a que clientes atacar, que proveedores usar, que empleados tener, etc..

Para ayudarnos en esta tarea, no hay nada mejor que ver las opciones de forma gráfica, para ello, un método es usar los “mapas de decisión”. Empezamos con uno

Imaginemos que tenemos que decidir que proyectos acometer durante este año. Para la empresa son importantes dos dimensiones, el tiempo y el dinero que retornará el proyecto. De esta forma dibujamos el siguiente mapa:

cuadro1

ahora sobre el pintamos las dos dimensiones que queremos medir

cuadro2

y a la vez, plasmamos los proyectos según cuadran en ambas dimensiones, por ejemplo: P1 es un proyecto que lleva poco tiempo y da en teoría mucho beneficio, P3 en cambio, consumirá un tiempo sustancial y su ROI será medio bajo.

Bien, ya tenemos los proyectos en una posición, ahora quedaría un paso más y es saber cual la zona en la que queremos trabajar, nos encontramos cómodos, nos deja el jefe, etc.. Para ello pintamos sobre el mapa el área que me interesa:

cuadro3El área que me interesa son proyectos cortos que den mucho (evidentemente) beneficio o poco, o proyectos que tengan un plazo medio largo y obtengan muchos beneficios.

El mapa me descarta automáticamente P3 y P4, de una forma visual, y sin dudas.P5 se salva por los pelos.

Podemos jugar más y por ejemplo hacer proyeccciones de los proyectos a un año vista, y ver si aunque ahora no me convenga, en un año si lo hará, quedando el mapa de la siguiente forma:

cuadro4

En esta estimación P5 pasa a ser un proyecto medianamente interesante a 1 año, P1 no tanto, ya que necesitará más tiempo, pero no me mejora la facturación. P3 y P4 siguen descartados.

Ya dije que era simple, pero ayuda.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *