Acabado el FICOD y la Feria del libro digital, después de hablar con muchas personas que se han acercado a los stands he llegado a las siguientes conclusiones:

  1. Que tanto los fabricantes de e-readers, como los medios de comunicación buscan la forma de pasar los periódicos a los e-readers, haciendo aparatos más grandes que permitan una mejor lectura. Y yo me pregunto, si la gente se ha pasado en masa de leer periódicos en papel a leer en Internet, ¿a que mercado esperan atraer? ¿esperan que los lectores de diarios digitales lo hagan en un e-reader? ¿pretenden que los lectores que aun quedan de periódico en papel se pasen a leerlo en un e-reader que ocupa lo que ocupa un portátil?, ¿pretenden además que esos lectores de periódicos compren un aparato que cuesta lo que les costaría el periódico diariamente durante dos años?.
  2. Que la tecnología actual de e-readers está en sus comienzos y muy lejos de lo que demanda el público; color, conectividad, precio, acceso a contenidos de calidad, porque lo que muchos fabricantes todavía no se han dado cuenta, es que la gente está acostumbrada a cosas que ya da por sentadas en cualquier dispositivo, desde que lo maneje con un dedo a que esté conectado a todo, porque si el teléfono que me regalan comprando un kilo de salchichón tiene bluetooth, como no va a tenerlo un aparato que cuesta 500 €. Recordemos que la gente compra “experiencia de usuario”.
  3. Que la mayoría de la gente está esperando que “los de la manzana” saquen un dispositivo “guay”, siiiii, de esos de “..solo puedo comprar en iTunes, pero mooolaaaaaaaa…”.
  4. Que mientras algunos se comen la cabeza inventando una tinta electrónica con mayor refresco y en color, va a llegar otro con un LCD de alto contraste y relegará estos aparatos a los museos.
  5. Que nadie parece darse cuenta de que un lector medio, se lee dos libros al año, uno avanzado lee al día un par de horas con suerte si viaja en metro, y el tecnólogo se pasa 16 horas frente a un LCD, ¿cual de estos perfiles necesita realmente un e-reader con tinta electrónica?
  6. Que las editoriales siguen en busca de un modelo, al menos algo ha cambiado, ya saben que hay que buscar un modelo, hace unos meses se trataba de replicar el existente.

Sin duda han sido tres días muy interesantes.