Hace unos días, contratando un servicio de esos que te juegan la combinación de lotería automáticamente cada semana, tuve una grata sorpresa cuando al pagar me daba la opción dentro del mismo proceso de compra de realizar el pago mediante la pasarela de pago no segura (pago directo introduciendo los datos de la tarjeta) o la pasarela segura (que requiere la firma del cliente y por lo tanto que posea credenciales de banca electrónica).

Es una opción que no cuesta nada implementar y que sin duda es una gran ventaja para el cliente.

Aquí podemos ver de que forma más sutil se hace pasar al usuario del pago “no seguro” al “seguro”, y en el botón de Más Info, esta descripción:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *